En Cuba, Kassab pide a las Iglesias ser un signo de esperanza

Las vidas pueden transformarse en un instante; en otras circunstancias, promover un cambio puede llevar años, incluso décadas. La reciente visita a Cuba de la presidenta de la CMIR, Najla Kassab, demostró ambas cosas.

El día previo a la llegada de Kassab a Cuba, un extraño tornado golpeó La Habana. En 15 minutos, 4000 viviendas resultaron dañadas, 200 personas resultaron heridas y cuatro personas murieron. Najla and Cuban church leaders

Kassab visitó las zonas dañadas junto con líderes de iglesias locales y otros visitantes, entre ellos Agnaldo Gomes, presidente de la AIPRAL, la Alianza de Iglesias Presbiterianas y Reformadas de América Latina. Fueron testigos de cómo la Iglesia Reformada Presbiteriana en Cuba estaba ayudando a las víctimas a recuperarse, un proceso que podría llevar meses o incluso años.

Tanto Kassab como Gomes visitaron el Sínodo de la Iglesia Reformada Presbiteriana en Cuba (IPRC), pero antes del sínodo, Kassab participó en una conferencia conmemorativa, “José Martí: para el equilibrio del mundo”. Martí fue un filósofo revolucionario y teórico político del siglo XIX que sentó las bases de la búsqueda de la independencia de Cuba. Gomes addresses synod

En la conferencia Kassab habló sobre “La paz y la ética cristiana”, basando su presentación en Juan 10:10. Su ponencia tuvo cobertura televisiva nacional. “La paz no es la ausencia de guerra sino la lucha por tener una vida mejor para todas las personas”, expresó. “Con el bienestar de la gente, el fluir de la voluntad de Dios para que todas las personas tengan “plenitud de vida”, vivir la paz es la esperanza de alcanzar una vida digna para todos y todas.”

“La paz se puede alcanzar porque somos personas de esperanza”, dijo. “Si queremos resumir lo que está sucediendo actualmente en el mundo, vemos con claridad cómo el mundo está abrumado por la cultura del miedo en lugar de la esperanza. Los grupos radicalizados han tenido éxito en sembrar el miedo en todo el mundo. Levantarse es vivir conforme a una cultura de la esperanza, y la iglesia tiene que liderar eso. Como pastora que vive en el Medio Oriente y que trabaja con nuestras iglesias en el Líbano y en Siria, he aprendido cómo, a pesar de todas las divisiones, la iglesia puede ser una señal de esperanza.”

“De niña nací y me crie en tiempos de guerra en el Líbano, y oro para que la paz en el Medio Oriente ocurra durante mi vida”, concluyó Kassab. Vilmarie and Najla

Kassab, Gomes y Vilmarie Cintrón-Olivieri, co-moderadora de la Iglesia Presbiteriana (EE. UU.), tuvieron ocasión de dirigirse al Sínodo del IPRC, en tanto que otros miembros de la Comunión estuvieron también representados allí, incluida la Iglesia Presbiteriana de Corea.

Dora Arce Valentín, ex secretaria ejecutiva para justicia y compañerismo de la CMIR, fue elegida moderadora de la IPRC.

“Estoy muy agradecida por la oportunidad de tener tantos compañeros y compañeras en nuestra reunión sinodal, incluida la AIPRAL y la CMIR como comunidades regionales y mundiales”, dijo Arce Valentín. “Su presencia, así como la de nuestras iglesias asociadas, nos dieron la certeza de que somos parte de un gran cuerpo que rodea a cada miembro con amor y esperanza para el futuro. Nos da la fuerza que necesitamos para alcanzar nuestra misión de anunciar las bendiciones del Reino de Dios, la justicia y la paz para toda la creación de Dios “.

El Sínodo añadió las confesiones de Accra y de Belhar a su libro de orden a la vez que emitió una declaración en la que señala el reciente deterioro de la relación entre Cuba y los Estados Unidos y el impacto que esto tiene en las familias que viven en ambos países. La declaración solicita “un proceso para la reconciliación y la normalización de las relaciones entre ambos países” y la reapertura del consulado de Estados Unidos de NA en La Habana como una medida concreta.

Comments are closed.